sábado, 27 de febrero de 2010

El Premio de Valeria


Valeria nació en San Juan de los Morros, tiene en estos momentos 16 años y ya se ganó un premio internacional por escribir en lengua castellana de manera creativa, interesante, con estilo y con poder sobre el lector. Por eso concursó, ganó, y en Noviembre de 2009 se fue a España como representante de Venezuela, para encontrarse con otros jóvenes ganadores de países latinos y disfrutar del premio, que consistió en disfrutar de una semana en Madrid y otros lugares cercanos, intercambiar experiencias y asistir a diversos encuentros culturales.

Aunque la institución internacional patrocinante cubrió el costo de su boleto de ida y vuelta, así como los de alojamiento y alimentación en España durante ese lapso, Valeria, a diferencia de sus compañeros de otros países, no recibió de su gobierno ningún apoyo monetario para gastos de bolsillo, a pesar de que su participación en el evento fue en parte canalizado por la Casa Nacional de las Letras del Ministerio de Cultura venezolano. Tampoco sus padres pudieron gestionarle a través de CADIVI ni un centavo, ya que los menores de edad no tenían derecho a la adquisición de divisas. Suponemos cuanto le costaría y le avergonzaría tener que explicar, si era el caso, cómo viniendo del país petrolero más rico de America Latina, al menos mucho más que Ecuador Bolivia, y otros de la región, ella no pudo llevar euros en una cantidad decorosa, que le permitiera realizar de manera autónoma algunos gastos, o compras para al menos, traer regalitos a su familia. No obstante no haber podido adquirir lo que cualquier joven de su edad le hubiera gustado, estando en un país extranjero, siendo la joven tan especial que es, Valeria no dejó de disfrutar y de deleitarse con la programación fascinante que les ofrecieron, plena de actividades sobre la cultura latina, europea y universal, ni de divertirse con sus compañeros que pronto se convertirían en unos nuevos amigos y amigas con los que ahora ella interactúa por la Internet.
El Concurso auspiciado por la Unión Latina, el Ministerio de Educación de España y la Secretaría General Iberoamericana SEGIB, se llama “Terminemos el Cuento. Premio Internacional de Literatura”, se realiza anualmente y en él concursan jóvenes estudiantes de secundaria en edades comprendidas entre los 14 y los 18 años de los países de habla hispana. Cada participante debe redactar la conclusión de un cuento inédito de un escritor reconocido; en el año 2009 correspondió al cuento “El Botero de Don Claudio”, del escritor chileno Jorge Edwards. El jurado correspondiente a Venezuela seleccionó el relato de Valeria como el más original, tomado en cuenta el lenguaje empleado, el estilo y la calidad literaria del final que ella imaginó y redactó.
Durante su estancia en Madrid del 8 al 15 de Noviembre pasados, Valeria pudo visitar junto con sus compañeros de otros países, el Museo Nacional de El Prado, El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, El Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Palacio Real, el barrio literario de Madrid, la Biblioteca Nacional, el Museo del Libro y también se trasladaron para conocer El Escorial, Segovia y Alcalá de Henares, lugar de nacimiento de Cervantes. Ademas, conversaron y compartieron con el escritor Edwards y participaron en un taller formativo sobre su vida y obra. Como no todo fue exclusivamente arte y cultura, el programa estuvo entreverado con paseos por la ciudad, algunos vinos de honor y tapas…
Todos nos inclinaríamos a pensar que Valeria buscará entrar en alguna de las Escuelas de Letras, pero no, ella quiere ser Bióloga... La felicitamos, y tambien a sus padres, los poetas Tibisay Vargas y Jeroh Montilla, por quienes los guariqueños sentimos gran orgullo.

Para más informacion y conocer el texto del cuento ir a:
http://historiografias.blogspot.com/2009/11/valeria-montilla-gana-por-venezuela.html

1 comentario:

Ana dijo...

Edward y Valeria se unieron en una amistad inseparables. Edward es un hombre ya mayor de 78 años que se encuentra seguido, en su escribir, por una joven de 16 llamada Valeria. Dos generaciones distintas, con otra generación intermedia representada por Tibisay y Jeroh, padres de Valeria. Pero les une –a todos- el amor por la escritura, el mundo hermoso de la palabra declamada, de la palabra escrita. Mientras exista el arte en todas sus expresiones...escritura, escultura, música... presentes en seres especiales, talentosos, habrá esperanza, verdad, alegría. Nadie calla su voz y su retumbar. Venezuela tienes futuro! me provoca gritar pero no deseo cargar los hombros de nuestros creadores de cultura, los pesares de un momento a pasar pronto, y que quedara tal negra sombra de la cual aprendimos tanto. Conocí a Valeria en casa de sus padres –Tibisay y Jeroh, diría unos 10 años atrás. Niña menuda con ojos inmensos, risueña, muy especial, y quien estuvo poco tiempo con nosotros, se le notaba muy ocupada leyendo, escribiendo, con un espacio muy particular dentro de su hogar de sus poetas padres. Fui de pasada con mi buena amiga Maritza Turupial quien deseaba que –Elvira y yo- conociéramos a algunos de sus amigos mas queridos en San Juan y, quede fascinada, con esa familia, bastaron minutos para recibir su bondad y sabiduría. Al vivir fuera de Venezuela no he podido repetir esta visita a San Juan, queda pendiente, pero pensar como me la imagino y se que no estaría lejos de lo que son mis recuerdos y nuevos amigos. Felicitaciones Valeria, extensiva a tus estimados padres, Tibisay y Jeroh.

Ana-Brenda Centeno H.