jueves, 15 de abril de 2010

CARTA ABIERTA AL PROFESOR NOAM CHOMSKY


Un grupo de venezolanos radicados en Boston, reunidos en una organización que se llama Venered, han decidido escribirle una carta a Noam Chomsky con relación al apoyo que ha manifestado en varias ocasiones al régimen de Hugo Rafael Chávez. El Prof. Chomsky les ha contestado ofreciendo incluso la posibilidad de recibirlos en su oficina, sin embargo aún deben esperar unos meses para ser oídos…
Un miembro de Venered gentilmente nos ha enviado el texto de la citada carta para ofrecerla a los lectores de GUARICOPINA
Noam Chosmky es un intelectual norteamericano, lingüista, filósofo y analista político, considerado uno de los más importantes pensadores contemporáneos y uno de los más influyentes de la izquierda norteamericana. Entre otras cosas, suele criticar fuertemente la política exterior de su país...


Estimado Profesor Chomsky:
Somos un grupo de ciudadanos venezolanos que vivimos en el área de Boston y que simpatizamos con su análisis en temas como la política exterior imperialista estadounidense, la influencia de los medios corporativos y la explotación de los países en desarrollo. Sin embargo, desde hace algún tiempo, hemos notado su participación en actos públicos en apoyo al gobierno de Chávez. Esta ha sido una gran sorpresa para nosotros. Su fuerte crítica a las estructuras de gobierno autoritario y en la defensa de la democracia participativa parecen estar en contradicción con las políticas gubernamentales de Chávez, las cuales podríamos definir como militaristas, estatistas, corruptas, polarizantes e insostenibles económica y ecológicamente.
Estamos de acuerdo con usted cuando afirma que depende de nosotros el pueblo venezolano, juzgar al gobierno de Chávez, independientemente de lo que puedan pensar los demás. Sin embargo, su estatura en el mundo como un líder intelectual con una gran cantidad de seguidores entre las personas de mentalidad progresista no puede pasarse por alto. Por lo tanto, le invitamos a reflexionar sobre los temas que le presentamos a continuación, los cuales, a nuestro juicio, revelan claramente la naturaleza contradictoria de la retórica de Chávez versus sus acciones. Con el debido respeto, sus declaraciones de apoyo al gobierno de Chávez son inaceptables para nosotros y no pueden considerarse irrelevantes, ya que dá credibilidad internacional a un gobierno que no sólo está en constante violación de los derechos constitucionales de sus ciudadanos, sino que cada vez actúa de manera más represiva.
Cuando el año pasado en un viaje a Venezuela usted declaró: Lo más emocionante es ver cómo Venezuela está construyendo este nuevo mundo posible y ver al hombre que lo ha inspirado, uno sólo puede preguntarse, si usted está familiarizado con las realidades y problemas que los venezolanos tienen que hacerle frente a diario. Permítanos dar algunos ejemplos para ilustrar el tipo de mundo que el gobierno de Chávez ha estado construyendo durante la última década.
I. – Violación de Derechos Humanos
Profesor Chomsky, ¿cómo se puede apoyar a un gobierno que reprime cualquier forma de disidencia que se manifiesta en protestas diarias de ciudadanos contra la inflación, la falta de vivienda digna, de hospitales, y de escuelas, por la inseguridad personal, por la demanda de mejores servicios de transporte público, agua, electricidad, así como por el respeto a la autonomía de las universidades nacionales?. ¿Sabía usted que el gobierno de Chávez utiliza la estructura jurídica del Estado como un medio para eliminar a sus adversarios políticos, etiquetándolos como enemigos internos y enviarlos a la cárcel?. El gobierno utilizó una lista negra conocida como Lista de Tascón (Luis Tascón es un miembro de la Asamblea Nacional que apoya la política oficial) con la que ciudadanos venezolanos han sido despedidos como castigo por haber firmado una petición para apoyar un referendo para revocar el mandato del presidente. La participación en un referéndum es un derecho político legal establecido en la Constitución de Venezuela. De esta forma, el gobierno de Chávez viola estos derechos, así como los garantizados en los tratados internacionales de trabajo suscritos por Venezuela.
Profesor Chomsky, le urgimos a que lea los informes de los distintos grupos de derechos humanos y organizaciones locales e internacionales como la ONG venezolana Provea, Human Rights Watch y, más recientemente, el informe emitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
II. - Lucha contra Proyectos de Trabajadores
Profesor Chomsky, ¿está usted consciente de que el gobierno bolivariano ha implementado políticas en contra de la clase obrera de franco contenido neoliberal?. Con el respaldo de la mayoría oficialista la Asamblea Nacional (AN), ha eliminado, modificado o ignorado leyes dedicadas a los derechos de los trabajadores, criminalizando el derecho a la protesta y a la huelga (artículos 283 y 506 del Código Penal Venezolano ). Actualmente, más de 200 dirigentes sindicales y activistas sindicales están siendo sometidos a procesos penales. El llamado socialismo del siglo XXI del señor Chávez no es más que capitalismo de Estado llevado a su máxima expresión, encabezado por un líder que promueve el pensamiento totalitario y una intolerancia radical contra cualquiera que se atreva a pensar diferente.
III. - Capitalismo de Estado
Profesor Chomsky, a pesar del boom petrolero, el gobierno de Chávez ha continuado con un endeudamiento interno y externo irresponsable. Este endeudamiento negligente e injustificado es parte de la agenda económica neoliberal iniciada por el gobierno de Carlos Andrés Pérez y continuada por el actual gobierno. De acuerdo con cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela, la deuda externa en 1999 fue $ 40.820 Millones y para finales de 2009 incrementó a $ 73.847 Millones
Por otra parte, la deuda pública representó el 48,6% del producto interno bruto (PIB), frente al 29% que representaba en 1999. Este es un incremento de 19,6% en 10 años. Hoy en día, el 15% de la población tiene un ingreso de alrededor de 1 dólar diario, y el 32% alrededor de $ 2 diarios. 5% de la población infantil está por debajo de los percentiles normales de peso y el 18% de la población infantil está desnutrida. El desempleo ronda en el 16% y para el sector informal (vendedores ambulantes) alcanza la cifra grotesca de 58% (Fuente: Cuadernos del Cendes, nº 71 de la Universidad Central de Venezuela, 2009).
Uno podría preguntarse ¿Cómo pudo suceder esto en un país donde el estado ha recibido una enorme cantidad de dinero en la última década?. De lo que estamos absolutamente seguros, Profesor Chomsky, es que ese dinero no se ha utilizado en programas de lucha contra la pobreza, ni en construcción de nuevas infraestructuras viales, ni en hospitales, universidades, hogares o escuelas, etc. Desafortunadamente, este enorme ingreso petrolero, se ha despilfarrado, no sólo en la compra de la lealtad de gobiernos extranjeros, sino también en largos viajes en el extranjero por el presidente y sus funcionarios de gobierno. Por no hablar de los desquiciados gastos militares que han alcanzado niveles antes nunca vistos.
El gobierno de Chávez ha intensificado la carrera armamentista en América del Sur mediante la compra de armas a Rusia, y China, así como ha tratado de promover conflictos armados con Colombia, en lugar de utilizar la diplomacia como medio para la resolución de conflictos. Este dinero podría haber sido utilizado para proporcionar un mejor sistema educativo para todos los venezolanos o mejorar el sistema de Salud. El gobierno de Chávez justifica la acumulación de armas como una respuesta legítima a la hipotética invasión militar por el gobierno de los EE.UU., un evento altamente improbable debido a las excelentes relaciones entre las compañías petroleras entre Venezuela y EE.UU. (Chevron-Texaco, Conoco-Phillips, etc). Estas empresas están sumamente involucradas en el desarrollo de la explotación de nuestro gas natural en la Plataforma Deltana y las reservas del Estado Falcón, así como en la Faja del Orinoco (una de las mayores reservas de petróleo pesado en el mundo). Afectar estos vínculos va en contra de importantes intereses económicos y geopolíticos del gobierno de EE.UU., que ha estado recibiendo un suministro estable de petróleo de Venezuela en los últimos diez años.
IV .- Gobierno
El gobierno de Chávez se llama a sí mismo socialista, como parte de una estrategia política para capitalizar el descontento que prevalece en importantes sectores de nuestra sociedad. Sin embargo, es fascista en la práctica, porque el señor Chávez ejerce un control absoluto sobre la sociedad venezolana y promueve activamente el clientelismo político y el culto grotesco de su personalidad.
Profesor Chomsky, usted ha mencionado repetidas veces la advertencia de Bakunin en contra de la Burocracia Roja. En palabras de Bakunin: Tome el revolucionario más radical y colóquenlo en el trono de todos los rusos o denle poder dictatorial, y antes de que pase un año se convertirá en alguien peor que el propio Zar. Lamentablemente, Chávez y la enorme administración pública, así como aparato militar que él ha creado se están convirtiendo justamente en eso.
No hay ni transparencia ni rendición de cuentas del gobierno en la administración pública. La Constitución y otras leyes se violan abiertamente por Chávez, sus ministros y los militares. El gobierno no sólo controla todas las instituciones públicas tales como la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo, el Defensor del Pueblo y el Consejo Nacional Electoral, sino que ha estado modificando el mapa electoral del país, con fines ventajistas de cara a las elecciones de Septiembre del 2010. Por ejemplo, la AN aprobó recientemente una nueva ley electoral que reconfigura los circuitos electorales para beneficio del partido de gobierno, disminuyendo de manera "legal" las posibilidades de que representantes de los partidos de la oposición pueden alcanzar una mayoría en la composición de la futura AN.
V. - Conclusión
En conclusión, nos gustaría sugerirle que usted y la opinión pública internacional se informen con exactitud acerca de las realidades que enfrenta la Venezuela de hoy. Como venezolanos conscientes, luchamos por una democracia en la que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y sean libres de expresar sus puntos de vista. Nos oponemos a cualquier gobierno que no esté comprometido con los principios de transparencia, rendición de cuentas, que sea inclusivo y tenga respeto por los derechos humanos. Esperemos con esta carta haberle presentado un panorama más amplio de lo que sucede en Venezuela y que hayamos logrado animarlo a considerar una mayor diversidad de opiniones y puntos de vista acerca de nuestro país.
VENERED en acción
venered@gmail.com

1 comentario:

javiermadrazo dijo...

Noam Chomsky, una vez más, pone el dedo en la llaga, quita la careta al capitalismo salvaje, denuncia los abusos del mercado neoliberal y sitúa a las personas por encima del dinero y la competitividad.
http://javiermadrazo.wordpress.com/2010/05/10/la-sabiduria-de-noam-chomsky/